Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 junio 2012

El presupuesto base cero consiste básicamente en revisar y replantearse la necesidad de cualquier gasto.

Los presupuestos base cero han demostrado ya su eficacia en la administración publica y en muchas empresas desde su invencion en 1970 y en estos tiempos de crisis pueden servirnos en la economía domestica para reducir nuestros gastos. además de eliminar algunos gastos innecesarios podremos hacer una actualización a precio de mercado (en continua evolución por la crisis en muchos sectores) de algunos gastos.

En líneas generales la dínamica para hacer este presupuesto base cero domestico sería:

1) Identificar nuestras principales partidas de gasto y clasificarlas por su aportación de valor para nosotros (alto, medio o bajo). Los servicios básicos serían de valor alto (ya que no son prescindibles) y otros pueden depender de cada caso (algunos pueden valorar más salir a cenar fuera y otros irse de viaje)

2) Mensualmente incluir todos nuestros gastos en las partidas anteriores

3) Cada vez que aparezca un nuevo gasto recurrente o importante hacer un pequeño estudio del precio del servicio con 2 o 3 proveedores

4) Revisar si nuestro gasto por aportación de valor y partidas está equilibrado

5) Ajustar o eliminar las partidas que no se ajustan al valor aportado

Si crees que puede resultar útil a tus amigos, ¡ COMPÁRTELO ! con los iconos que tienes debajo.

Read Full Post »

Una de las primeras lecciones, basada en la experiencia, a mi equipo de gestores de producto, era que todos los grandes sistemas tienen una gran inercia. Por tanto, las campañas, nuevas funcionalidades y cambios en el mercado (demanda, oferta, competidores, …) no tenían un impacto importante a corto plazo, pero sí lo tendrían a medio y largo plazo. Esto sucedía así en prácticamente todos los productos que gestionábamos que tenían unos ingresos recurrentes de decenas a cientos de millones de euros al año.inercia road train

Posteriormente al desarrollar nuevos productos en otros segmentos y negocios también he visto que se cumplía la ley de la inercia y que cualquier nuevo producto cuesta mucho arrancarlo y conseguir volumen y también cuesta más de lo que nos puede parecer a priori el que muera o conseguir matarlo. Una excepción pueden ser los sistemas que no se basan en la economía real, me refiero tanto a las especulaciones financieras como las de otro tipo, como pueden ser negocios basados en expectativas futuras (usuarios en internet o redes sociales por ejemplo) y no en ventas, facturación y margen.

Por eso, estos meses en los que se han tomado medidas de reformas desde el gobierno en distintos ámbitos, me sorprende que esperen obtener resultados a corto plazo ya que un país es un sistema mucho más complejo o con mayor inercia que cualquier producto, incluso de la mayor multinacional.

Tal vez el tener un conocimiento profundo del problema en cuestión te lleva siempre a creer que los cambios que suceden tanto en el entorno como las medidas que aplicas van a llevar a cambiar rápidamente, para bien o para mal, la tendencia. Y la realidad es que casi nunca se producen a corto plazo esos cambios. Esto nos lleva a otro problema que es la vinculación de directivos y políticos con unos resultados a corto (bonus, elecciones, …) cuando en grandes empresas y más aún en un país la mayor parte de las medidas (buenas y malas) tienen un resultado a largo plazo.

Si crees que puede resultar útil a tus amigos o seguidores, ¡ COMPÁRTELO ! con los iconos que tienes debajo.

Read Full Post »